AMIGO MIO 

(a Ricardo Lister)

© Alberto Peyrano

Tu nombre y tu apellido, amigo mío, 
forman parte de mi vida y de mi ser. 
Llegaste y te quedaste libremente 
aquí en mi casa, sin antes ni después. 

Sufrimos los dos juntos fuertes vientos 
que arrasaron sin piedad pasadas glorias 
y cultivamos, con risas y guiñadas 
la flor en el jardín de nuestra historia. 

No obstante, amigo mío, aquí seguimos... 
sintiendo en nuestro vínculo la unión 
que nos puso a la par en el sendero 
que desde ayer nos remitió hasta hoy. 

Si miras a lo largo y a lo ancho 
y al horizonte le pides su final, 
no te responderá su línea permanente 
pues siempre estará lejos, más y más. 

Vuelve entonces tu rostro a mi mirada,
serenamente yo te escucharé. 
Es probable que las sombras que tenías 
se unan al horizonte que se fue.


©Alberto Peyrano

del libro "Gota de azabache"